USO CONDENA CON ENERGÍA EL ATAQUE ISRAELÍ A BARCOS CIVILES EN AGUAS INTERNACIONALES

USO condena enérgicamente el ataque militar israelí contra la flotilla de barcos civiles que intentaba acceder a Gaza y que se encontraba en aguas internacionales. Como era previsible ante cualquier acción bélica, se han producido víctimas. En este caso, activistas sociales que buscaban llamar la atención sobre el bloqueo que sufre Gaza desde hace años y que navegaban con banderas identificables y pacíficos.
Un bloqueo y unas restricciones israelíes a la importación de mercancías y paso de ciudadanos que han convertido a dicho territorio palestino en una cárcel a cielo abierto y que ha provocado, como ha dicho el Banco Mundial, que la mayoría de su población se encuentre debajo del índice de pobreza. 


USO ha hecho desde siempre llamamientos a la paz justa en la zona, al cumplimiento de las Resoluciones de las Naciones Unidas, a la retirada israelí de los Territorios Ocupados, la destrucción del Muro y la vuelta de los refugiados palestinos como mecanismos imprescindibles para que la paz sea estable y aceptada por las partes. Por eso entiende que debe haber un verdadero esfuerzo de la Comunidad internacional para velar por el cumplimiento del derecho internacional y no premiar la impunidad israelí para lograr la paz y la convivencia de las diferentes comunidades que viven en la zona.
El problema es que hay una doble vara de medir y lo que no se permite a piratas somalíes, si por parte de la Comunidad Internacional no hay una acción decidida, contundente y sostenible, parecerá que sí se permite a Israel y se volverán a repetir otras barbaries.
El sindicalismo internacionalista está con las víctimas. En este caso con los internacionalistas que han intentado llamar la atención sobre la penuria palestina. Es hora pues, de ayudar a que deje de existir bloqueo en Gaza y contribuir a que pueda existir una Palestina sin ocupación.
Reacciones internacionales condenan el ataque.
El Comité de la CES, reunido hoy y mañana en Bruselas, acaba de aprobar por unanimidad su condena y repulsa al ataque de Israel a la flotilla de ONGs. Ha sido un reproche muy duro, con fuerte intervención de los sindicatos de Turquía.
Por su parte, la CSI condena el asesinato y considera que el ataque y el número de heridos son un ultraje. “Se requiere una investigación completa, abierta e independiente para establecer los detalles precisos de lo que ocurrió cuando los soldados israelíes abordaron los barcos de la flotilla organizada para llevar suministros a Gaza. Los responsables de las violaciones del derecho internacional deben ser llevados ante la justicia”, considera esta confederación, según un comunicado.
La CSI expresa su más sentido pésame a las familias de aquellos que perdieron sus vidas y espera que todas las personas heridas se recuperen completamente.
“Este terrible acontecimiento pone de relieve una vez más que la violencia y la confrontación no traerán la paz ni la justicia a los palestinos ni a los israelíes. La única forma aceptable de avanzar es mediante la negociación basada en el compromiso de todas las partes a renunciar a la violencia. Dado que las autoridades israelíes han declarado aparentemente que los suministros de la flotilla de todas formas serían llevados a Gaza, la comunidad internacional no puede sino preguntarse por qué se actuó así antes. En todo caso, oponer la fuerza militar a un convoy humanitario es inaceptable”, afirmó el Secretario General de la CSI Guy Ryder.
Asimismo, la CSI reitera su llamamiento para que se ponga fin al bloqueo de Gaza, para llevar ayuda y poner fin a la actual crisis humanitaria que allí existe.